2.El Lazarillo de Tormes


2.1 PERSONAJES

Lazarillo de Tormes:  Lazarillo de Tormes es el protagonista de la novela. Representa la clase baja y vagabunda de la época. Es un antihéroe, astuto, dependiente para poder subsistir, y un pícaro. El iba de amo en amo para satisfacer su hambruna. Cada amo era una situación social diferente.

Tomé González:  El es acusado de robo, y es mandado a servir a un mozo, dónde, poco después muere.

Antona Pérez:  Madre de Lázaro. Esta entrega a Lázaro a un ciego para que el ciego lo guiara.

Zaide: Padrastro de Lázaro. A Zaide lo capturaron por robo, y fue azotado.

El Ciego: Primer amo de Lázaro. Es el personaje que más influye en la vida de Lázaro
Primer amo de Lázaro. Es el personaje que más influye en la vida de Lázaro ya que éste le enseña a ser astuto, 
malicioso, tramposo, y hasta vengativo. El ciego le enseñaba las cosas a Lázaro a través de los golpes. Este le enseña también a como obtener comida y a como conseguir dinero. El ciego era tramposo y avaro. Era un mendigo como Lázaro. El fingía que sabía predecir el sexo de los bebés de las mujeres embarazadas, y lo hacía sólo para obtener dinero, y a veces servía como supuesto médico. Lázaro lo deja ya que éste no le traía la felicidad que él buscaba: Comida. 

El Clérigo: Segundo amo de Lázaro. Este representa el tema de la corrupción del clero, ya que este es avaro e inescrupuloso. El guardaba el pan de la misa en un arca para comérselo él sólo. Es inescrupuloso porque el ofrece a Lázaro comida que supuestamente había sido pulverizada por ratones. La avaricia del clérigo lo enciega de la realidad, razón por la cual él piensa que habían ratones en su casa comiéndole el pan. 

El Escudero: El escudero es el tercer amo de Lázaro. Representa las falsas apariencias de la época. Lázaro pensaba que él era un hombre rico y de muchos bienes, pero luego se da la sorpresa de que es todo lo contrario de lo que él pensaba. En este caso, los papeles entre el amo y Lázaro cambian: el escudero depende de Lázaro en vez de Lázaro depender del escudero. El escudero luego lo abandona, y Lázaro vuelve a la calle. 
El Fraile de la Merced: Este es el cuarto amo de Lázaro. Es el amo que le dá a Lázaro su primer par de zapatos. El es un fraile corrupto ya que él es un fraile promiscuo. Las ansias de Lázaro en este momento no era por mujeres, sino por comida, lo que hace que Lázaro lo deje. Una vez más, Lázaro vuelve a mendigar por las calles.

El Buldero: Este es el quinto amo de Lázaro. No tuvo muchas relaciones con él, razón por la cual Lázaro lo deja. El fue el amo más falso e inescrupuloso de toda la novela. Este representa la falsa religiosidad. El buldero vendía bulas solamente para lucrarse de las ganancias, y éste convencía a la gente para que las comprara. Era tan falso que llegó al punto de hacer un pacto con un alguacil para hacer un "drama" dónde el alguacil iba a fingir haberse muerto, y luego haber sido revivido milagrosamente por las bulas, y ésto lo hacía el buldero para hacer creer la gente que las bulas hacían milagros. Lázaro lo deja porque éste no lo antendía mucho. 

El Pintor: El pintor es el sexto amo de Lázaro, pero estuvo muy poco tiempo con él. Este representa la clase renacentista culta y artística de la época. Al poco tiempo, Lázaro lo deja.

El Capellán: Séptimo amo de Lázaro. Es un oportunista que se vale de otras personas para recibir unos beneficios. Este le ofrece el primer trabajo con sueldo a Lázaro. Lázaro estuvo cuatro años con este amo, hasta recibir la cantidad de dinero que él necesitaba para comprarse ropa usada y una espada. Una vez Lázaro obtuvo lo que necesitaba, dejó a su amo y a su oficio.

El Aguacil: Octavo amo de Lázaro encuentra el oficio de su amo muy peligroso, así que éste lo deja.

El Arcipreste de San Salvador: Noveno y último amo de Lázaro. Este es el amo que le consigue la esposa a Lázaro. Este representa también la corrupción del clero ya que habían cuentos por esa área sobre relaciones entre la esposa de Lázaro y el arcipreste.

La Criada del Arcipreste de San Salvador: Mujer con la que Lázaro se casa, y la que le trae parte de la felicidad a él. Una vez se casa con ella, satisfazo su hambruna, y llegó a una estabilidad en su vida.


CARACTERÍSTICAS

Lazarillo de Tormes
−Picarescas: el lazarillo como novela picaresca tiene los siguientes rasgos de tal estilo:
El protagonista narra su propia vida(Autobiografía),la cual refleja su crítica y pesimista visión del mundo.
• Es hijo de padres sin honra.
•  Se ve obligado a abandonar su hogar por la pobreza.
• En una parte importante de su vida, sirve a diversos amos: un ciego, un clérigo, un escudero un eclesiástico, un maestro de pintar panderos, un capellán.
• Usa tretas .
• Aspira a ascender a una clase social mas alta. Termina siendo un pregonero real.
• Contrae matrimonio sin honra: se casa con la amante de un arcipreste.
• No se mueve nunca en un mundo fantástico(realismo),el lazarillo vive en un mundo duro y cruel en el que lucha por sobrevivir.

Lázaro es el protagonista de esta novela picaresca. Procede de los bajos fondos, de un mundo marginal y sus esfuerzos por escalar socialmente se ven siempre frustrados. Es lo opuesto del idealismo caballeresco. Lázaro lucha por subsistir en un mundo cruel y adverso. Su conducta se guía por la trampa ingeniosa, el engaño y la astucia. Gracias a su ingenio puede sobrevivir en las situaciones mas adversas. Uno de los principales móviles de Lázaro es el hambre. Lázaro vive al margen de códigos sociales. Lázaro es victima inocente de unos pecados que no ha cometido y que hereda de sus antecesores: la deshonra familiar pesa como una losa con matiz determinista en su vida.
Un elemento picaresco importante en esta novela es su carácter satírico: a través de los ojos de Lázaro vemos desfilar caricaturas grotescas, que exageran el lado negativo de la realidad en el lazarillo predomina la ironía pero sin resentimiento .Los ataques del lazarillo van dirigidos hacia la justicia y sus representantes :corruptos, ineptos, ridículos, pedantes e ignorantes.
El lazarillo utiliza una técnica realista con intención satírica. El tono es dominante, sarcástico, con actitud de burla y con gran astucia. Un elemento nuevo es la actitud anticlerical. El lazarillo se aleja poco a poco del prototipo de caballero y se convierte en un antihéroe.
−No picarescas: El Lazarillo de Tormes como hemos dicho es una novela picaresca pero aun así tiene unos rasgos no picarescos los cuales se pueden ver claramente en algunos aspectos de la obra: se limita a contemplar, asombrado, como un eclesiástico, vendedor de bulas, engaña a unos incultos.
El lenguaje no es obsceno, y no utiliza el decoro poético, lo cual no es típico de una novela picaresca.
El Lazarillo no es una figura de un autentico pícaro es un personaje vertiginoso y todo lo que realiza en su vida se reduce a nada.
Lázaro es un personaje ágil, el cual hace lo que ningún pícaro hace, lo único que intenta es sobrevivir desde que es niño hasta que se hace un hombre.
El gran pícaro no posee libertad solo puede actuar de una sola manera, siempre en una sola dirección de anti−vida. Lázaro es distinto a todos los picaros pasa de engañar a ser engañado .El protagonista se comporta durante toda el libro según la ocasión y la consecuencia.

2.2 ESTRUCTURA 


Está dividida en siete tratados y cuenta en primera persona la historia de Lázaro González Pérez, un niño de origen muy humilde; aunque sin honra, nació en un río de Salamanca, el Tormes , como el gran héroe Amadís; quedó huérfano de su padre, un molinero ladrón llamado Tomé González, y fue puesto al servicio de un ciego por su madre, Antona Pérez, una mujer amancebada con un negro, Zaide, que le da a Lazarillo un bonito hermanastro mulato.
Entre “fortunas y adversidades”, Lázaro evololuciona desde su ingenuidad inicial hasta desarrollar un instinto de supervivencia. Es despertado a la maldad del mundo por la cornada de un toro de piedra, embuste con el que el ciego le saca su simpleza; después rivaliza en astucia con él en diversos célebres episodios como el de las uvas o el jarro de vino que se venga devolviéndole la cornada de piedra con otro embuste, que le vale al cruel ciego descalabrarse contra un pilar.
Pasa luego a servir a un tacañoi clérigo de Maqueda que lo mata de hambre, y al que sisa algo de pan de un arca que tiene; el clérigo lo confunde a oscuras –en su boca silba accidentalmene la llave del arca, escondida mientras duerme- y, tómandolo por culebra, descubre el engaño, le da una tremenda paliza y lo despide.
Después entra a servir a un hidalgo arruinado cuyo único tesoro son sus recuerdos de hidalguía y de dignidad;Lazarillo simpatiza con él, ya que aunque no tiene nada que darle, por lo menos le trata bien, si bien recurre a esa simpatía que despierta para conseguir que le dé parte de los mendrugos que consigue el muchacho al pedir limosna, ya que él no posee la dignidad de la hidalguía. El patético escudero termina por abandonar la ciudad y Lazarillo se encuentra de nuevo solo en el mundo. Más adelante sirve Lázaro a un sospechoso fraile mermercedario, tan amante del mundo que apenas para en su coconvento y le hace reventar los zapatos. Según Aldo Ruffinato, habria una alusión a las reformas monásticas por entonces de moda, en el sentido de “descalzar” o hacer más rigurosos los estados del clero regular, o quizás alusión a actividades sexuales hetero u homoeróticas. Sin embargo, Francisco Rico asegura que “hay el menor indicio para suponer tal escabrosidad”, pues el sentido del texto es una siempre abbreviatio o reticencia, procedimiento abundantemente usado antes, como cuando relatando sus aventuras con el ciego, Lázaro dice “ por no ser prolijo, dejo de contar muchas cosas (…)”, en elipsis que era común para terminar las cartas, tenineendo en cuenta que todo el Lazarillo una larga epístola.
El tratado quinto es más extenso: narra una estafa realizada por parte de un vendedor de bulas o buldero. Lazarillo sierve al bulero y asiste como espectador, sin opinar, al desarrollo del timo, en el cual finge el poseso por el diablo, cuando en realidad está compinchado o conchabado con él; esto se descubre a posteriori, con una hábul técnica de suspensión. También este tratado sufrió la poda de la cesura.
Los restantes y breves tratados narran cómo Lázaro se asienta con otros amos, un palellán, un maestro de hacer panderos y un aguacil y se hace agudor. Por último consigue el  cargo de pregonero gracias al arcipreste de la iglesia toledana de San Salvador, quien además le ofrece una casa y oportunidad de casarse con una de sus criadas, con la finalidad de disipar los rumores con su criada. Sin embargo, tras la bosa los rumores no desaparecen y Lázaro comienza a ser objeto de burla por parte del pueblo. Lázaro ufre la infidelidad con paciencia, después de toda una vida de ver qué es el honor y la hipocrsía que encubre la dignidad realmente, ya que eso al menos le permite vivir, y con ello ttermina la arta, un cínco alegato auto justificativo que ridiculiza la literatura idealista del momento. Lázaro afirma que ha alcanzado la felicidad, pero para ello ha debido perder su honra, pues los rumores afirman que su mujer es la amanrte del arcipreste. Para mantere su posición, Lázaro hace oídos sordos a dichos rumores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

índice